Over World Crossland
Últimos mensajes:
Últimos temas
» Yáriel. "El ágel rojo"
Lun Nov 28, 2016 5:09 pm por Yáriel

» Ganando Dinero | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Acero corriente & extraordinario | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Casas Cannon | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Siervos & Maestros | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Profesiones | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:15 am por Henry Valanttine

» Prestigio Noble | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Guía; Ejercitos & Abanderados
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Locaciones, Viejo y Nuevo Mundo | Guía.
Miér Nov 09, 2016 4:13 am por Henry Valanttine

Aquí estás tú:
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff OW-CL:
  • ADMIN
  • L. Rayleigh
  • MP
  • ADMIN
  • Rem
  • MP
  • ADMIN
  • Semíramis
  • MP
  • ADMIN
  • Henry
  • MP
  • MOD
  • Elemir
  • MP
  • MOD
  • Mr. Walrus
  • MP
Afiliados:
Afiliaciones Élite
Photobucket
40 por 40
Time Of Heroes
¿Nos votas con un click?
Afiliación hermana
Fairy Tail Chronicles

Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Daenerys el Jue Sep 03, 2015 1:46 am

Últimamente, Daenerys estaba cada vez indignada por las cosas que se enteraba que pasaban. Hacía años que ya no había vuelto a pisar Caraxes pero había sido por decisión propia y se sentía tan mal por lo que ocurría en los lugares a donde iba que siempre trataba de ayudar. A veces le iba bien y otras no tanto aunque estaba convencida de que por lo menos debía hacer algo y no quedarse de brazos cruzados. Ella creía que por lo menos debía intentarlo y no dejar que ocurrieran tantas cosas terribles e injustas. Y justamente estaba en un lugar donde por lo visto cada quién podía obviar las irregularidades que saltaban a la vista. Para la de ojos violetas había sido difícil ignorar la forma en que organizaba aquella ciudad y más de una vez había pensado en arruinar más de un negocio. Pero, ¿qué conseguiría con ello? Ese lugar ya estaba podrido pensaba por un lado, pero por el otro sentía pena por quienes salían “heridos” de todo aquel negocio sucio y despreciable.

La de cabellos platinados estaba en una “ciudad puerto” de los “Reinos del Infierno”. Para ella ese lugar era muy despreciable aunque había podido recabar la información que buscaba para completar aquel mapa que estaba confeccionando. Más de una vez la Draconico había escuchado propuestas de todo tipo allí y todas le resultaba una molestia. Pero bueno, no era que nunca había escuchado nada así pero era muy recurrente allí. Y eso que no sabían que era un Draconico. En un lugar de negocios tan sucios como aquel no sería raro que quisieran capturarla o algo. Pero bueno, ella no tenía miedo y tampoco veía la posibilidad de que se dieran cuenta de que ella no era humana.

Pero en fin, se había enterado que en un edificio tenían encerradas a muchas criaturas que luego pensaban trasladar al interior del continente. Daenerys creía que no podía permitir aquello, estaba completamente convencida de que debía ayudar. Pero la pregunta era ¿cómo meterse a dicho lugar que seguramente estaría siendo protegido con magia? Era difícil. Y estaba ella sola metiéndose en donde no la llamaban en asuntos que no la afectaban directamente a ella. Aunque claro, estaba más que molesta por lo que estaba sucediendo. Pero no podía entrar simplemente y ponerse a gritar que los soltaran a todos y denunciar allí lo que estaba pasando. ¿O sí?  Bueno, de hecho ya había ocurrido en días posteriores que ella había denunciado a viva voz un burdel. Se le habían reído más que nada y la habían invitado a trabajar allí. Cosa que ella no le había hecho mucha gracia pero también le restó importancia. Desde entonces había escuchado muchas risas pero para ella, eso era lo de menos. Al menos sabía que de poco podría servir golpear las puertas y hablar. Sólo se le reirían, para esa gente ella estaba loca y quería hacer cosas que eran impensadas para ellos. Ellos que vivían de cosas que en otros lados serían consideradas delitos. Quizá para ellos no lo eran, o sí y en todo caso lo toleraban pero la muchacha de cabellos platinados no podía aceptarlo.

—¿Y ahora…? —Se había interrogado la muchacha a las 5 de la madrugada estando cerca de los almacenes que le habían mencionado. Era una noche fresca y oscura, el lugar parecía desolado sin ningún ruido que alterara el ambiente. Las estrellas arriba brillaban con tranquilidad y nada podría hacerle pensar a quien viniera de afuera y viera sólo aquello que en ese reino se vivía tan mal.

Daenerys estaba cubierta por una especie de túnica que la cubría de pies a cabeza ya que tenía una capucha que le cubría también parte del rostro. Apenas se podía apreciar su cara y mucho menos estando en la oscuridad de la noche. Y bueno, finalmente abrieron la puerta del lugar. Según se había enterado, esa noche partirían y se llevarían la “mercancía” a otro punto de aquel tan vasto continente. Era el momento apropiado. Si conseguía armar el suficiente bullicio para aprovechar y abrir las jaulas para que escaparan las criaturas, se sentiría muy satisfecha. O bien si conseguía meterse para soltar a algunas de las criaturas o a varias. A ella sólo le importaba ayudarlos, no se preocupaba por lo que podría pasarle.

La de plateados cabellos dio unos pasos hasta acercarse más hacia la amplísima puerta. Ni habían prendido las luces y se guiaban solamente por la luz de la luna. Daenerys no estaba segura de si era algo bueno o algo malo pero al menos se las había arreglado para meterse al almacén pues estaba todo oscuro y ella no parecía más que una sombra.
avatar
Daenerys
Ciudadano
Ciudadano


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Jaguar J. Grimm el Jue Sep 03, 2015 9:13 pm

- El fibroso cuerpo de la pantera habría de ser corrompido a latigazos, carne en yaga viva qué destellaba pequeños hilillos de sangre sobre la tintada tez rosada de este ser qué viviendo como paria gastaría sus días enclaustrado en la obscuridad de una jaula cuya compañía era efectuada por los de su clase o mismo las ratas y cucarachas, los ruidos qué emanaban ya provocaban indiferencia en el peliazul, sin embargo lejos de callarse sacudía los barrotes de la jaula sin llegar a romperla, había intentado durante días de hecho. El dolor hacía eco con cada movimiento asimismo no figuraba un alto para los puñetazos qué se encajaban al metal, nudillos ardientes, a lo mejor nadie podía dormir allí… pero no por culpa de Grimm sino por su propia miseria, pocos esclavos son los qué pueden dormir tranquilos a la noche, pues los reclamos del formar había caído en saco roto, la ira crecía más ninguna solución contemplaba.

- Agitado inhalaba largamente el aire podrido de aquel almacén qué depositaban gente y animales por igual, el de cabellos azules insultaba por lo bajo maldiciendo a los malditos individuos qué lo privaron de la libertad. ¿Por qué? Lo entendía, pero nunca comprendía, durante su entera vida había se había contemplado en una vida silvestre donde la caza y la seguridad eran preocupaciones usuales más nunca una donde un ser de otra tierra viene a ¿encerrarte, venderte? Aquellos conceptos no entraban del todo en la tozuda mente de aquel ser, qué impulsivo exclamaba su furia en gruñidos  y gritos, insultando con promesas de venganza, resarcimiento. Lo ansiaba, sin embargo la impotencia era un efecto contraproducente de aquella sensación qué deparaba una incontrolable cólera.

– Ey chico, cierra el puto hocico. ¿No ves qué todos los qué estamos aquí estamos en la misma puta situación – Sombría y determinada sonó la voz desde algún rincón del establo, las tinieblas encubrían el salón, no pudo ver al responsable sin embargo no privó a la pantera aquello de poner un gesto de pocos amigos, como si hubiese olido excremento, frunció el ceño. – Vosotros sois unas mierdas ¿se conforman con esta vida de mierda? – Escupió el obstinado formar para después escupir a su costado (vaya a saber uno a donde fue a parar su saliva…) – Bueno, no los culpo, los humanos son así… se acostumbrarían a cualquier cosa qué les impusiesen. Son como los ciervos qué cazo a diario, dóciles, frágiles. – << Cazaba >> Repensó chaqueando la lengua a continuación, palpo con la yema de su dedo su desnudo y sangrante torso, no esperó la respuesta de la raza rival aunque muchos gritaron e insultaron por igual despertó al núcleo qué yacía dormido, para bien o para mal Jaguar habría de armar un escándalo. No estaba satisfecho aún. Ansiaba escapar de allí… ¿Cómo lograrlo? Una pregunta por la cual el chico hubiese pagado con carne y sangre.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Diálogos

<< Fuerza:  B >>  << Velocidad: B >> << Vitalidad: C >> << Armas: E >> << Magus: C >> << Control Magico: D >>
avatar
Jaguar J. Grimm
Esclavo
Esclavo


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Daenerys el Dom Sep 06, 2015 1:28 am

No lo hacía ni por beneficio propio ni porque le iban a dar algo. Simplemente quería ayudarlos y arruinar alguno de esos asquerosos negocios que se llevaban a cabo en ese reino. Quizá saliera bien o tal vez no pero como mínimo no debía dejar las cosas así. La gente ahí estaba sufriendo y ella no podía tolerarlo por más que los pobladores de Nirvana creyeran que la esclavitud era lo más común del mundo. La joven draconico no estaba de acuerdo para nada y por esa razón estaba en ese almacén. Se había metido en su oscuridad queriendo ayudar a los desdichados que habían tenido la mala suerte de cruzarse en el camino de esa paria que no hacía más que arruinar la existencia de otros seres para beneficio propio. La sola idea le repugnaba a la ojivioleta que sentía tanta rabia.

Adentro estaba todo a oscuros y varias voces llegaban a oídos de la muchacha aunque no las entendía del todo ya que se escuchaban muy inquietas y hablando al mismo tiempo. Por lo visto, “la mercancía” estaba armando un buen escándalo y la sola idea provocó una sonrisa en la encapuchada. Lo poco que podía ver la Draconico era que ese lugar era un simple almacén pero con la peculiaridad de que estaba lleno de jaulas con seres vivos adentro. La sola imagen le resultaba terrible, era muy salvaje y cruel lo que se hacía con esa gente. Daenerys quería parar con eso. Dio unos pasos más para acercarse a las jaulas, ¿pero cómo los soltaría? Eran muchos y si todos se rebelaban y recuperaban su libertad sería fácil huir. Daenerys temía a las armas de fuego pero creía que muchos de ellos preferirían fracasar en su huida antes que vivir de esa manera por el resto de sus vidas. Sabía que correría riesgos y que muchos la tratarían de hacer mal las cosas pero no podía dejarlo así.

—¡EEEEH,  A VER SI SE CALMAN! —escuchaba la Draconica, por lo visto los vendedores de esclavos tampoco habían podido hacer oídos sordos a los lamentos de las desdichadas criaturas y más de uno hacía acto de presencia. Ellos debían tener las llaves y la ojivioleta se daba cuenta que no podría hacer nada sin ellas. Uno de captores pasó cerca de ella y la joven no dudó en golpearle fuertemente la cabeza con un palo que llevaba con ella. El tipo calló inmediatamente al suelo y Danerys empezó a revisarlo buscando las llaves. Encontró un par y también una pistola y un látigo. ¡Seguro con esos instrumentos maltrataban y doblegaban a la desdichada gente que caía que caía en sus manos! Lo mismo le indignaba enormemente a la joven.  Pero en fin, debía hacer algo. Al menos el escándalo que estaban armando los “esclavos” había ayudado a la joven o eso creía ella hasta que….

—¡Oye tú! ¿Qué haces? —Daenerys escuchaba una voz mientras se apuraba por llegar hasta donde estaban las jaulas. Eran muchas y le llevaría tiempo. La invadía la desesperación y se daba cuenta que no podría abrir todas a no ser que alguien la ayudara y cubriera la espalda mientras los liberaba. ¡Eso! Debería liberar primero a alguien y esperar que la ayudara. La joven no pensaba mucho en que quizá tuviera la mala suerte de liberar primero a alguien que tuviera miedo pero era mejor que dejarse ganar en esos instantes.

Y lo vio, se veía muy alterado. ¡Y cómo no si estaba en esa condición tan deplorable al estar encerrado en una jaula! Daenerys fue hasta él internándose en la confusión y viendo como más de uno era azotado, por lo visto ese era el método que tenían para calmarlos. —¿Me ayudas? —Le preguntó poniendo la llave en la cerradura y sin pensar que era ella la que estaba ayudando…
avatar
Daenerys
Ciudadano
Ciudadano


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Jaguar J. Grimm el Dom Sep 06, 2015 10:32 pm

- La pantera le daba vueltas al asunto sin llegar a una conclusión lógica o efectiva de cómo romper la jaula, los ropajes grises ya parecían húmedas y salvo sus partes privadas había quedado el cuerpo tonificado del sujeto al descubierto, de a ratos priorizaba el discutir con otros cautivos, algunos por culpa de él interrumpidos en su sueño sin embargo el razonamiento del peliazul decía qué de alguna manera si todos se uniesen aquella noche para romper las rejas hacia la libertad podrían hacerlo. ¿Métodos, planes? No cabían en la cabeza del formar más llevando impulsivo presentaba el ímpetu y otros rasgos tales como la fuerza o la tozudez no se conformaría o daría por vencido tan fácilmente… ente cautiverio y muerte habría de elegir esta última incluso si fuese al son de azotes desgarrando la piel. – Estoy harto. – Increpó al aire culpabilizando a toda una raza por acción de unos cuantos seres ambiciosos de los cuales a decir verdad no tenía grandes conocimientos, Marcé fue su nido, cuna, hogar, y más, una vida completa en ese sitio le había aislado del mundo exterior. Apenas y tenía alguna noción del significado de civilización por algunos de su propia clase qué rompían la costumbre formando más qué grupos sino completas comunidades, pero Grimm no era nada habitual en ese tipo de sitios, un depredador qué solía vivir solo en el avance constante de la cadena alimenticia, evolucionando y desarrollando cada facultad para sobrevivir, disfrutando sin quererlo el aire puro de la naturaleza y bañándose en el agua celeste y cristalino de incorruptibles qué reposa en los lagos más puros de un continente virginal donde los ciervos y liebres corren libres hasta caer en las fauces de animales como él, recordar aquel paisaje producía un efecto semejante al de la nostalgia qué evocaba la añoranza de la cruda carne animal << El problema son los pelos qué te quedan en la garganta y entre los diente >> Recordó con un pensamiento sombrío qué provocó una media sonrisa en su persona << Volveré >> Concluyo viendo el mundo a través de las rejas.

- Sólo pasaron segundos hasta qué se escuchó el grito imperativo de uno de los guardias, Jaguar le gruñó, posteriormente sucedió algo… la vista del felino era limitada en ese momento pero le pareció contempla siluetas y escuchar un golpe, muchos de sus sentidos estaban agudizados  a su tope asimismo el cansancio y la desnutrición hacían mella sobre su físico y mente. No entendía la situación del todo hasta qué sintió una voz claramente femenil, creyó observar una cabellera entre plateada y rubia, y ojos verdes qué inclusive brillaron en la oscuridad, le hizo una pregunta al depredador. Saber qué aquella individua se mantenía fuera de las jaulas era lo único que necesitaba saber para aceptar el trato, era optimista en qué esa la oportunidad qué tanto estuvo buscando, apurado y en tono alto exclamó. – No lo pienses dos veces, sácame de esta puta jaula. Sola no llegarás muy lejos si quieres escapar. – Precisó exaltado, la adrenalina corría por su sangre revolucionando internamente sus cansados músculos, el hambre dejó de ser relevante, oyó el sonido de la llave entrando en la cerradura y sonrió ansiando la retribución qué tanto pensó. – Vamos, rápido. – Demandó preso de la ansiedad golpeando con el puño el barrote de metal, los nudillos seguían siendo teñidos por el rojo retratando una pintura tétrica de antaño.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Diálogos

<< Fuerza:  B >>  << Velocidad: B >> << Vitalidad: C >> << Armas: E >> << Magus: C >> << Control Magico: D >>
avatar
Jaguar J. Grimm
Esclavo
Esclavo


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Daenerys el Lun Sep 07, 2015 12:46 am

Sentía desesperación y miedo en el momento en que liberaba a la criatura que había decidido abrir su puerta en primer lugar. No lo había visto bien pero tampoco tenía tal deseo ya que sabía acerca de las terribles condiciones en las que vivían las personas que tenían la desdicha de caer en mano de esclavistas que sólo buscaban negocios. Pero sí lo escuchó, le sonaba a una especie de trato o a algo que él haría si ella elegía liberarlo. Daenerys sólo quería que le ayudara a obtener tiempo para liberar a los demás cautivos. El único provecho que sacaba de eso era saber que había menos personas sufriendo las injusticias que se vivían en ese mundo. Ella no quería ni pensar que podría haber niños allí. Eran su debilidad después de todo y odiaba pensar en lo que podrían estar sufriendo muchos pequeños. Pero ella los ayudaría o eso quería creer. Haría todo lo que estuviera a su alcance para salvar a los inocentes. En esos momentos estaba en uno de los Reinos del Infierno, debía actuar y liberarlos. Estaba dando un primer paso y debía salir bien. No quería ni pensar en la que pasaría si hiciera mal las cosas. Algo saldría y tenía la esperanza de que ayudaría a escapar a muchos seres vivos.

—Listo. —Le dijo al hombre al que acababa de liberar. Por unos momentos lo vio a los ojos y sintió una especie de lástima. Era lo que sentía por todas las personas que acababan en una situación así. Pensar que ella también pudo haber terminado siendo vendida como mercancía era lo que hacía que se identificara con esta desdichada gente. Pudo haber terminado así pero había tenido la suerte de poder seguir con libertad respirando el fresco aire mientras conocía los espacios que podía visitar mientras al mismo tiempo ayudaba a los menos afortunados.

—Ahora ayúdame…  los quiero liberar a todos y… por favor encárgate de él—le diría a continuación y en referencia a uno de los sucios mercaderes que la había visto robarle la llave a uno de sus compañeros. Enseguida se acercó a otra de las jaulas para abrir la cerradura y poder regresarle la libertad a otro ser vivo que no merecía ser tratado de esa manera tan vil. Trataba de hacerlo rápido mientras a cada uno de ellos le decía que iba a necesitar su ayuda para sacarlos a todos de esa horrible vida.

—¡¿Que está pasando allí…?!—Se escuchaban varias voces que se daban cuenta de que había más movimiento entre las jaulas. —¡¡¡Se están escapando… !!!—Diría otra voz aún más alarmada y seguramente siendo consciente de que allí había criaturas que no eran nada dóciles y que podrían ser terribles una vez estuvieran afuera. Mientras tanto el corazón de la muchacha bombeaba aún más fuerte, estaba nerviosa y temía no poder llegar a cumplir su propósito. ¿Y si los atrapaban a todos? Era una pregunta que pasaba fugazmente y por momento en la mente de la draconico. No, no debía pensar ese tipo de cosas. Todo saldría bien y serían menos personas las que estuviesen sufriendo en ese mundo. Era una utopía la verdad pero Daenerys no podía dejar que se cometieran tremendas injusticias delante de sus ojos. —Vamos… —animaba a cada una de las personas a las que les abría la jaula.
avatar
Daenerys
Ciudadano
Ciudadano


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Jaguar J. Grimm el Mar Sep 08, 2015 2:56 pm

- Los azules orbes del salvaje ser querían desbocarse de sus cuencas cuando la utopía prometida de libertad estaba a punto de realizarse, la llave y la cerradura concretaban el acto sagrado y la sonrisa predadora de aquel sujeto con un aparente pedazo de cráneo pegado al rostro siniestraba un gesto qué no era sonrisa más se asemejaba… curvaba los labios con desdén, momento qué había esperado durante un buen tiempo, escuchó el comentario de la cabellos de plata concretando con palabras lo qué se avecinaba, el caos se amotinaba alrededor, los primeros guardias despiertos por la situación querían correr para subsanar el mal trago de una posible liberación liderada por una inconsciente muchachita… ¿Quién era ella, por qué se había arriesgado a hacer tal cosa, quien en su sano juicio lo haría? Interrogantes qué quedarían en el aire pues Jaguar no los exclamaría, no ahora, cuando cruzaron miradas la pantera notó cierta ¿compasión? Renegó internamente de ello, asimismo no era algo qué anhelase, ni lástima, ni compasión, y los orbes de aquella chica reflejaron exactamente lo que sentía cual espejo, la transparencia innata qué provocaría una suerte de masticada cólera en el formar, al fin y al cabo le debía libertad a esa individua, por ello mantuvo su boca cerrada.

– No podremos liberar a todos, niña. La única salida es liberar a algunos con rapidez y armar un caos suficiente para desorientarlos y luego correr tan rápido como podamos. ¿Por qué crees qué nos atraparon en primer lugar? – Vociferó Grimm sacudiendo los menudos hombros de la jovencita antes de qué saliese disparada hacia otro de los cautivos haciéndola entrar en razón. – Tardaríamos horas yendo jaula por jaula. – Secundó, escuchó los pasos de otro vil ser humano corriendo para detener al dúo, la pantera saltó hacia él con desdén y fuerza mordiéndole el cuello al unísono, escupió un gran pedazo de carne, los afilados dientes del formar ensangrentados soltaron parte de esa gorda y grasosa carne << Sabe horrible >> Se dijo, no tardó en levantarse claro está, por más hambre qué sufriese habría de vomitar tal comida en caso de ingerirla << No soy un puto necrófago >> A su manera le daba una mano a la fémina, Jaguar no estaba nervioso sino emocionado, y ansioso por salir de allí. Cada segundo pasaba gastaba en el susodicho almacén era un atentado contra su libertad, pendiente de la humana de ojos verdes, quien se las había arreglado para liberar a una docena de seres aproximadamente hasta ese momento.

– Ya es suficiente, nos vamos. – Alzó la vos en tono imperativo, los reclamos de los cautivos no se hicieron esperar, gritaban para ser liberados ‘A mí, a mí… aquí estoy…  quiero salir de esta puta jaula… rápido chica…’ las voces se entremezclaban sonando como una ahogada y horrible sinfonía, también las mercaderes y guardias alertados no se privaban de decir lo suyo, Jaguar aprovechó el momento para encajar un dulce puñetazo a otro de los hombres, le dio en la quijada, estaría noqueado el hijo de puta. El momento perfecto para la huida, el peliazul no lo desaprovecharía no obstante sintió la necesidad o responsabilidad de llevarse a alguien más consigo pues le había devuelto la libertad de cierta manera, o intentado, corrió hacia ella y la tomó del brazo inmediatamente, dio un empujón corriendo en la dirección contraria hacia la qué esta se dirigía, es decir hacia la salida. – Ya hice suficiente, es hora de preocuparte por ti… – De algún modo ostentaba cierta razón, eso no quitaba el hecho de qué la mayor preocupación del formar fuese él mismo… de una u otra manera arrastraría a la mujer consigo durante la huída, por las buenas o por las malas.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Diálogos

<< Fuerza:  B >>  << Velocidad: B >> << Vitalidad: C >> << Armas: E >> << Magus: C >> << Control Magico: D >>
avatar
Jaguar J. Grimm
Esclavo
Esclavo


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Daenerys el Jue Sep 10, 2015 1:08 am

Tal vez Daenerys era demasiado ilusa al creer que podría liberarlos a todos y devolverlos nuevamente a un ámbito donde no estarían a merced de cualquiera que tuviera el suficiente poder adquisitivo para apoderarse de ellos. Le parecía algo despreciable a la muchacha y por eso no dudaba mucho, por no decir nada, cada vez que habría una de las jaulas. Se suponía que ella debía sentir satisfacción cada vez que escuchaba el “gracias” pero no. Tampoco escuchaba el desesperado llamado de esa gente que le pedía ser liberada. Sólo un murmullo llegaba a escuchar. Estaba tan enfocada en su tarea que aquellas palabras se disolvían en el aire antes de llegar a los oídos de la encapuchada. Ni siquiera había escuchado del todo al primer “afortunado”; apenas Dany le había dirigido la palabra ya se había enfocado en liberar a los otros cautivos. Ni siquiera se había dado cuenta que él le estaba reprochando. Ella sólo quería sacarlos de ahí a todos y lo haría pese al gran esfuerzo que le llevaría hacerlo.

Pero había muchas personas ahí, y pese a estar enfocada en liberarlos era complicado. Ella siguió adelante mientras a esa espantosa sala se seguían llegando más y más comerciantes esclavistas. Temía que alguno llegara a alcanzarla y le impidiera rescatar a más gente. Sabía que personalmente lo peor que le podía pasar era terminar en una de esas jaulas pero le parecía peor el trato que recibían aquellas personas. Ella debía correr aquel pequeño riesgo en pos de poder devolverle la libertad que le había sido arrebatada a esa gente.

Ella seguía enfocada en abrir las jaulas. Había abierto muchas y había sentido una sensación horrible cada vez que veía las condiciones en las que estaban viviendo esos seres vivos. Por eso había evitado tener demasiado contacto visual con ellos. Pese a quería ayudarlos no podía soportar ver como estaban y además debía actuar rápido ya que podría salir todo mal y quedar todos encarcelados allí para luego ser comerciados. No era una perspectiva muy bonita.

Y de repente, Daenerys sintió que alguien o “algo” la empujaban del brazo.  Había estado a punto de abrir otra celda. Y lo había visto, era una joven niña la que estaba encerrada ahí. ¿Tanta mala suerte había tenido que uno de esos esclavistas” la había atrapado justo en ese momento? ¿Acaso también habían atrapado a todos aquellos a los que había liberado de las jaulas?

—¡Suéltame! —Exclamaría Daenerys pensando que era una de esas horribles personas. Y luego lo vio, era el primero al que había liberado. “¿Pero qué…?” pasó por la cabeza de la joven que luego del empujón se le había caído la capucha.  —¡No, no puedo dejarlos! —Le gritaría pensando que no podría dejar a esas personas. No quería hacerlo y le causaba un tremendo dolor la sola idea. Ella volvería a insistir en volver a las jaulas para liberar a los otros cautivos, no le importaba nada más. Pero cada vez parecía que había más guardias/esclavistas/comerciantes. ¿Cuántos más podría haber? ¿Cuántos seres vivos habían huido? Dany esperaba que hubieran sido tanto como los que había liberado. Se daba cuenta que ya no podía más, al menos por el momento. Porque además miró alrededor y vio que a muchos que ella había liberado los habían vuelto a atrapar, muchos de ellos estaban inconscientes, y había sangre por todas partes. —Está bien, vamos. —Le diría pensando en que podría volver luego.
avatar
Daenerys
Ciudadano
Ciudadano


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Jaguar J. Grimm el Jue Sep 10, 2015 9:27 pm

- El infortunio mutando a sorpresa, y posteriormente  el mismo sentimiento aflorando junto  la adrenalina y la incredibilidad de qué una pequeña humana saliese al rescato de él… y no era sólo de él, pero el predador tan sólo se preocuparía de su bienestar, por ello se tomaba como referencia a sí mismo, entretanto una pizca de agradecimiento le obligaba a preocuparse por la susodicha hembra, los guardias y sus empleadores empezaba a correr apresando a algunos, otros eran lo suficientemente fuertes para salir de las garras apresadoras e incluso defenderse en el acto complicando de sobremanera la re agrupación del bando ‘comerciante’, claro qué los esclavos no tenían orden, meta o algo qué les uniese, simplemente corrían y respondían a los ataques con furias, por más qué sus condiciones alimenticias fuesen deplorables y qué no tuviesen armamento alguno provocarían el caos en el interior del almacén, la falta de orden se traducía en un factor impredecible y muy difícil de controlar, los días de encierro eran enojo, enojo qué impulsaba cual fuerza invisible a todos esos diversos seres qué querían correr libres hacia la libertad, no diferente al mismo formar quien tomaba con fuerza el menudo brazo de la mujer. ¿Qué destino correría la sublevación? La pantera pensaba para entonces qué no había manera de qué todos tuviesen éxito, la mayoría serían re-atrapados o muertos.

– No te soltaré hasta qué nos vayamos. – Respondió con ímpetu Grimm, casi gritó a la mujer cuya capucha había caído, observó de nuevo los orbes de la chica siendo qué estos ahora parecían… ¿purpura? Frunció el ceño, quizá el apuro le hubo jugado una mala pasada segundos antes, era de rasgos finos, no sería el peliazul quien se fijase. ¿Qué por qué? Por si acaso, intentaba huir de todo ese ambiente nocivo qué lo enclaustró durante semanas. – Los dejarás, quieras o no. No hay momento para estupideces, si te alejas de mí terminarás encerrada… ¿y a quien salvarás ahí? – Preguntó al pasar avanzando en el sendero, corriendo a tan sólo unos metros de cautivos, no meditaba en absoluto lo qué soltaba la ‘redentora’, llegaba a un pasillo qué figuraba interminable a la vista de Jaguar, apuñaló con la mirada a la joven cuyo nombre desconocía todavía sosteniéndola fuertemente del brazo.

– ¿Por dónde llegaste? Guíame, tomemos el camino corto. – Comentó en modo imperativo. De por sí no era nada cordial el incivilizado formar, menos lo sería en aquella situación, el estridente sonar de gritos, golpes y pasos fuertes atrás del par… ¿había escapatoria para ellos? El oído agudizado del salvaje sintió el sonido de una cuerda, miró hacia su costado, su piel se estremeció a causa de algo qué penetraba sus costillas, guió el tacto hacia esa zona percibiendo el duro metal de un arpón, le dolía e incomodaba más ¿era letal? Lanzó una especie de sonido ¿queja, maldición, o gruñido? Una combinación de los tres… –¿Qué esperas, la muerte? – Llegó a soltar poniéndose en movimiento siendo tomado por un destello cólera, justamente para no ser blanco fácil de los lanzadores se ponía en marcha más sin saber para donde...

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Diálogos

<< Fuerza:  B >>  << Velocidad: B >> << Vitalidad: C >> << Armas: E >> << Magus: C >> << Control Magico: D >>
avatar
Jaguar J. Grimm
Esclavo
Esclavo


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Daenerys el Sáb Sep 12, 2015 11:50 pm

¿Saldría algo bien de la “ocurrencia” de la joven de cabellera rubia platinada? Al parecer entrar de esa manera y simplemente ponerse a abrir las jaulas no había sido del todo factible. Aunque claro que era estaba sola y nadie más la ayudaba en esta labor que muy pocas personas se animarían a realizar en este espacio del mundo. E incluso en otros. Pero la indignación de esta draconica era demasiado fuerte como para quedarse tranquila haciendo lo suyo. Aunque bien podría decirse que lo propio de ella era liberar a gente menos afortuna. Eso sería lo que ella diría si alguien le llegara a recriminar. Sencillamente era lo que sentía y estaba tan convencida que nada la haría cambiar de opinión. Ni siquiera el miedo. Y el miedo era justamente lo que la embargaba en esos instantes.

Fue el miedo también lo que la hizo retroceder y escuchar al primer afortunado, ¿y acaso el único? Daenerys no quería pensar que fuera así y deseaba que más personas hubiesen huido. Era su mayor esperanza en ese momento de confusión. Pero de a poco también iba “entrando en razón”. Lo que se vivía en ese local era terrible y de a poco los “comerciantes” iban doblegando a los cautivos. Bueno, en su mayoría los cautivos eran humanos y los esclavistas tenían armas. Ese detalle ya marcaba su “superioridad” y hacía que de a poco fuesen ganando terreno devolviendo su “mercancía” a las jaulas. Bien se podría decir que la decisión de la joven les había causado un enorme problema. Algunos de ellos también había caído y seguramente más de un esclavo había logrado escapar.

Y allí estaba uno de los que había tenido más suerte. Daenerys pudo verlo bien, o mejor dicho se detuvo unos instantes a observarlo, y él no era humano. Sus ojos eran celestes al igual que su cabello, pero su rostro parecía tener pegado un pedazo de cráneo. Era alguna otra criatura que no era tan común de ver. Daenerys también tenían rasgos que demostrarían que no era humana ya que en su espalda y en sus hombros estaban esculpidas sus escamas que demostraban su cercanía con esos animales casi mitológicos que eran los dragones. Seguramente por no ser un simple humano, el de cabellos celestes había logrado triunfar en el descontrol que se había armado. Aquello debería hacer feliz a la joven pero no era así, no podía dejar de pensar en los menos afortunados.

—Tienes razón. —Había corroborado Daenerys. Se sentía casi resignada pero sólo de momento, era lo suficientemente lista como para saber que si no sobrevivía o era encarcelada no podría volver a ayudarlos. Luego regresaría, con un mejor plan y se encargaría de liberarlos a todos y darles sus merecidos a los captores. Estaba furiosa y tampoco le hacía gracia que se lo hicieran ver. Pero en fin, de todas maneras debía ceder y no dudo mucho en tomar la dirección que señalaba la salida de ese “infierno”. Pero había que huir con algún que otro guardia que les pisaban los talones y que de a poco iban tomando el control de la situación. ¿Cuántos podría haber? Daba igual, debían huir.

—De acuerdo, sígueme. —Se seguía viendo muy decidida aunque sentía sabor a poco. Era que todavía no era momento de sentirse así, todavía faltaba ya que debían alejarse de ese horrible lugar.

—¡Ay no, no! —gritaría la Draconico en cuanto se dio cuenta de la mala suerte que tenía el de cabellos celestes. No podía creerlo ella. No podía creer que hubieran herido a la única persona que veía con posibilidades de salir bien de esas terribles circunstancias. Se hubiera detenido a lamentarse pero lo cierto era que debían continuar. Toda desesperación que pudiera sentir debía ser dejada de lado. Después de todo, no era ella la que había resultado herida así que debía permanecer firme en lo que había comenzado. Y además, seguramente no era fatal si después de todo querían venderlo. ¿O sería que querían terminar con el “rebelde” y salvaje animal que les había hecho frente desde que había salido de su jaula? Daenerys quería creer que todo saldría bien.

—Lo siento, lo siento. —Repitió y era que la culpa también la inundaba, sino hubiera dudado ya estarían afuera pero claro, ¡ella tenía que quedarse a insistir por algo que ya estaba perdido de momento! —¿Podrás caminar? —No tardó en preguntar inmediatamente mientras veía cómo se movía sin dudarlo. O estaba bien o, en todo caso, daría todo antes que quedarse atrapado allí.  

El miedo ya no predominada en sus sentimientos, sino la preocupación. ¿Por qué tuvo que haber salido todo tan mal? Podría preguntarse la draconico que en esos momentos quería llevar al recién conocido lejos de allí en donde pudiera descansar y ayudarle a sanar la herida. ¿Serían capaces de llegar sin ser atrapados?

—Por aquí. —Diría mostrándose segura mientras avanzaba a una zona de arboledas en medio de la oscuridad de la noche. Pero les seguían pisando los talones lo que hacía que todo pudiera ser más difícil. Debían deshacerse de ellos. Y Daenerys recordó que había tomado algunas armas del aberrante ser al que le había golpeado la cabeza. ¡Era una pistola con arpón! Sería como devolverles lo que le había hecho al ser que se encontraba junto a ella queriendo huir de esas espantosas condiciones. —¡Toma! —Le declararía y apuntaría a aquel que los seguía, y le dio pero ella no quería saber más. Sólo quería irse de allí y llegar a la casa donde estaba quedando.
avatar
Daenerys
Ciudadano
Ciudadano


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Jaguar J. Grimm el Lun Sep 21, 2015 8:45 pm

- Incrustado a la altura del esternón la punta filosa y ancha del arpón hizo correr hilillos de sangre desde aquella zona descendiendo a lo largo del férreo cuerpo animal qué ni lento ni perezoso quería abrirse paso entre la muchedumbre ansiando tocar con sus manos (o garras) la prometida libertad, cargando con el peso de una chica experimentado qué pese a todo estaba allí con la noble intención de salvar a los más desafortunados, no había tiempo para cuestionarse los motivos de la  fémina asimismo a la postre resultaría un elemento curioso para la nula consciencia social de Grimm, había observado durante mucho tiempo el comportamiento de las manadas y grupos de su tierra natal pero nada tenía qué ver eso con la aparición repentina de una total desconocida. Dadas las circunstancias el escape se complicaba un tanto, la agudez de sus sentidos era un bien con dos caras, dual provocaría cierta confusión cuando gritos, reclamos, chillidos y golpes se entremezclaban en una odiosa sinfonía qué retumbaba para su fuero interno, para entonces había sujetado la cola del arpón y tiraba hacia fuera con todas sus fuerzas, músculos y piel se desgarraban por igual, figuraba como un acto doloroso más necesario, a paso lento el metal cedía, centímetro por centímetro... la pantera no demostraba dolor, sofocaba el rugido para no llamar demasiado la atención y aguardaba al espécimen cercano, qué a buena hora se daba cuenta de qué efectivamente el 'prisionero' llevaba la razón, la siguió pues no se le ocurría nada mejor cuando casi la totalidad del arma era tirada hacia afuera de su abdomen casi colgando hasta qué finalmente un empujón final hacia afuera desincrustó el susodicho objeto metálico, con ello el líquido vital de Jaguar emanó con más intensidad, ardía y quemaba por igual, difícilmente parte del elemento hubo quedado dentro no obstante las consecuencias obvias de la herida eran notables.

– Cierra el pico, no importa. – Exclamó tempestuosamente cuando la de cabellos plata hacía por entrar en una crisis de nervios, afortunadamente no fue así para el de cabellos azules, todavía las cosas podían salir medianamente bien suponiendo qué la susodicha mujer no se descontrolase. Además, no estaba de humor para quejas y semejantes, soportaría una decena de arponazos con el objetivo de liberarse si su cuerpo lo resistiese más... ¿lo haría? De momento las funciones motrices no cesaban, siguiendo los pasos de ella. – Lo estoy haciendo ¿no? – Manifestó otra vez anteponiendo el deseo a la condición física, moviéndose agilmente, mirándola de reojo cuando la tenue luz del exterior apenas se vislumbraba hacia el umbral qué se ponía a unos cuantos metros del par. – No es momento de pensar... – Advirtió con una visible mueca de dolor, juzgando por su tono de voz bajo qué el esfuerzo generaba cierto desgaste, finalmente pisarían el tibio verde de una arboleda próxima al almacén, como creyó Grimm, era de madrugada, no había más ruido allí qué ellos mismos y los perseguidores qué detrás se negaban a darse por vencidos, seguían acosando a ambos, la pantera examinó a la aparente humana suspirando con cierto alivio por encontrarse ya fuera, y casi al unísono ella disparó un arpón hacia otro de los represores, no contuvo una legítima carcajada qué con todas ganas liberó al ver como impactaba contra el sujeto, alzó la mirada contemplando los árboles y tomó nuevamente a la chica del brazo. – Buena puntería. – Halagó impersonal avanzando cuatro o cinco metros más, después de tomarla por la extremidad quiso alzarla para colocar el cuerpo ajeno sobre sus hombros ¿con qué objetivo? Dio un rápido y ágil salto rebotando en el tronco de un árbol para alcanzar una rama a casi dos metros y medio del suelo. – No te muevas, o te caerás... no respires fuerte, de lo contrario te van a oír. Y no respondas hasta qué te hayas asegurado de qué no hay nadie cerca. – Susurró al tibio oído de la fémina a cierta distancia del suelo y con ventaja sobre los seres humanos en un ambiente nocturno ¿el problema? Las gotas carmesí qué dificultarían la situación en caso de qué fuesen notadas por más improbable qué fuese, y las mismas consecuencias del hecho.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Diálogos

<< Fuerza:  B >>  << Velocidad: B >> << Vitalidad: C >> << Armas: E >> << Magus: C >> << Control Magico: D >>
avatar
Jaguar J. Grimm
Esclavo
Esclavo


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Sorteando dificultades para una vida mejor {Grimm}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.