Over World Crossland
Últimos mensajes:
Últimos temas
» Yáriel. "El ágel rojo"
Lun Nov 28, 2016 5:09 pm por Yáriel

» Ganando Dinero | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Acero corriente & extraordinario | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Casas Cannon | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Siervos & Maestros | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Profesiones | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:15 am por Henry Valanttine

» Prestigio Noble | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Guía; Ejercitos & Abanderados
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Locaciones, Viejo y Nuevo Mundo | Guía.
Miér Nov 09, 2016 4:13 am por Henry Valanttine

Aquí estás tú:
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff OW-CL:
  • ADMIN
  • L. Rayleigh
  • MP
  • ADMIN
  • Rem
  • MP
  • ADMIN
  • Semíramis
  • MP
  • ADMIN
  • Henry
  • MP
  • MOD
  • Elemir
  • MP
  • MOD
  • Mr. Walrus
  • MP
Afiliados:
Afiliaciones Élite
Photobucket
40 por 40
Time Of Heroes
¿Nos votas con un click?
Afiliación hermana
Fairy Tail Chronicles

Nuevos tratos [Henry, Rou}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Natsumi el Sáb Sep 05, 2015 10:00 pm

Desembarcamos en una de las tantas islas de Rakkar, pais que estabamos recorriendo en busqueda de materiales raros y ganancias buenas, esta vez probariamos suerte en una isla que era bien conocida por su trabajo con la madera, su nombre peculiar era Salty Man

El navio llego al puerto cuando el sol se estaba ocultando, esto sumado al hecho de tener que bajar a nuestros caballos que jalaban el carro hizo que el manto de la noche nos recibiera en esa nueva isla por recorrer, las calles cubiertas con un piso de roca estaban dejando de verse fluidas y pronto la mayoria de personas se irian a dormir, caminamos por una de las calles principales durante un tramo, habia puestos esporadicos con hierbas y algunos objetos de madera que debido a la noche no se alcanzaban a distinguir con tanta nitidez, las farolas estaban siendo encendidas poco a poco, al grado de tomamos una decision, Rou se llevo a los caballos a una posada cercana mientras yo iba a buscar algo para cenar, con algo de suerte encontraria un lugar pronto, asi que me aventure entre una calle cercana al puerto de donde emanaban diferentes aromas que abrieron mi apetito, aun portaba una capa roja con grabados negros en la orilla que ocultaban mis rasgos formar

- Cual estara bien - iba checando aquellas cantinas, que era lo unico funcional a estas horas, habia una gran cantidad para elegir, algunos con decoraciones de peces o moluscos en pequeños cuadros que adornaban la entrada, con escaleras que descendian a sus puertas, otros al nivel del piso, en algunos mas se podian oir melodias de piano mientras las personas ya con algunas copas encima cantaban alegremente, habia peleas esporadicas que se acababan a los pocos segundos de haber empezado, evite acercarme a cualquier lugar donde hubiera demasiado movimiento, lo ultimo que necesitabamos eran problemas despues de haber estado viajando por tantos dias, termine en uno de los establecimientos algo retirados, las canciones alegres habian quedado atras y solo se escuchaban muy debilmente las tonadas, no existia puerta alguna, el local estaba hecho de madera sobre el nivel del piso, las decoraciones eran minimas y lo unico que marcaba que era un bar era aquella barra pulida finamente que se veia desde la entrada asi como el pez espada tallado en madera que colgaba por encima de la misma, donde estaba escrito en letras negras "Bar la espada del mar" nombre al que no le di importancia, del suelo de rocas de la calle pase a uno de madera que hacia un sonido sordo al pisar con mis botas, recien entre, a mi izquierda, algunos hombres y mujeres que estaban platicando en varias mesas hechas del mismo material que el suelo giraron a verme unos instantes, antes de volver a sus asuntos,  tome asiento en una de las sillas altas frente a la barra para estar a la vista cuando Rou pasara buscandome

- ¿Que le sirvo señorita? -
me hablo de inmediato el que atendia la barra y casi todo el local

- Algo ligero y necesito dos platos de comida -


- ¿La especialidad del lugar? -
asenti a sus palabras, no eramos quisquillosos en cuanto a alimentos y menos despues de un dia agotador, el encargado sirvio la bebida alcoholica mientras yo dejaba algunas monedas en la mesa para pagarle sus servicios, agradecio con un asentimiento de cabeza, tome aquella copa dandole un sorbo, la sensacion de picor bajo por mi garganta produciendo un cosquilleo agradable, me entretuve jugueteando con el contenido de la copa, haciendolo girar lentamente mientras el que atendia se perdia en una puerta cercana a la barra llevando la orden de los platillos, en el lugar un agradable susurro de voces se escuchaba, era una buena eleccion para cenar tranquilos
avatar
Natsumi


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Henry Valanttine el Sáb Sep 05, 2015 10:45 pm

Chapter 1: Giro Crucial


Refrescantes eran las noches en Salty Man, hoy no era la excepción, la cercanía a las aguas salinas del mar eran causantes de este pequeño frio que sentían todos los habitantes de la isla, era un agradable cambio del calor que se experimentaba durante el día. Los mercaderes comenzaban a juntar sus cosas para dar por terminada esta jornada laboral, las luces de los establecimientos que recibían con los brazos abiertos a los exhaustos trabajadores comenzaban a hacerse visibles, era la mejor hora para encontrarse con todo el pueblo y para jactarse de haber presenciado las incontables historias que se entrelazan entre los parroquianos, todas las noches pasaba algo en este lugar. Tras haber vendido todo lo que pude en este día, el cual no fue muy beneficioso ya que últimamente no llegaban muchos barcos con gente dispuesta a gastar a esta isla, termine dirigiéndome a un pequeño bar, que cuando pise este puerto me pareció agradable, no solo por su precio, el cual era condenadamente bajo, si no que en este podía evitar con suma tranquilidad el alboroto que en el resto de locales se experimentaba, no es que me desagrade ver cómo se desarrollan las anécdotas de este mundano lugar, más bien no quería meterme en problemas hoy día, ya varias veces fui encarcelado desde que llegue a Salty Man por peleas en los bares, así que rápidamente me di cuenta que estar en un lugar tan disimulado y tranquilo seria la manera más fácil de evitarme otra visita a la jaula.

Mientras caminaba podía escuchar el incansable jaleo, este lugar es muy diferente por las noches, esporádicamente podía ver como algunos hombres, evidentemente fuera de sus cabales, eran lanzados por las puertas de los bares más concurridos, algo abran hecho, ignoraba con soltura estos acontecimientos, ya que hoy no portaba ninguna arma con migo y además llevaba el ropaje que más me gustaba, al cual por fin pude sacarle la sangre de la primera noche. Con tranquilidad recorría las calles de piedra, hasta que por fin mi nuevo rincón favorito se hacía visible, no era la gran cosa, es más ni puerta tenia, pero el ambiente siempre era pacifico y ninguna pelea había ocurrido desde que comencé a frecuentarlo. Tras pasar el umbral que lo separaba de la misma calle, me dirigí directamente a esa especie de barra donde normalmente atendía una jovencita con la cual había congeniado muy bien. A la par de mi avance, deje que mi único ojo deambulara por los alrededores, escaneando el lugar en busca de un asiento bacante y al mismo tiempo alguna cosa con que matar el tiempo durante mi estadía, pude divisar a alguien un poco peculiar sentado en un punto muy visible del bar, en apariencia parecía ser una mujer, pero algo me llamaba mucho la atención sobre esta, quizás sea que se cubría mucho con su ropa, como ocultando algo, o vaya a saber qué era lo que me interesaba de esta, pero no tardaría mucho en aproximarme para ver si lograba relacionarme y de esta manera no pasar solo una noche tan bella como la de hoy.

Oh… Buenas Noches Henry… que le puedo servir esta noche? Una voz delicada y agradable me saco de mi transe, era la joven que antes había mencionado, su nombre siempre escapaba a mi memoria y esto era material de broma normalmente, aunque siempre terminaba recibiendo uno que otro golpe, la chica rondaba los 17 años de edad, según me entere durante el transcurso de los días, es la hija del dueño del establecimiento y por ello trabaja tan joven en un lugar como este, no hay que olvidar que es bastante hermosa, educada y alegre, como abre mencionado, no tarde mucho en llevarme bien con ella, pero nunca intente nada con esta, aunque no se bien porque. Eh? Ah… Buenas noches… mmmmmmmmmmmm Alarica? Mi tono era francamente random, reflejaba un poco el estado de desconcentración por el que pasaba, además, como era costumbre, me pensé muy bien antes de tirar algún nombre que me sonara similar al que en verdad era, las probabilidades de que haya acertado eran muy bajas, y pronto fueron nulas por el cambio instantáneo de la estructura del rosto de la chica, de una expresión risueña paso a una que aterraría hasta al más valiente aventurero, evidentemente falle en mi intento y su enojo no tardo en llegarme en forma de un duro golpe en la cabeza. Angelica!!!.... AN-GE-LI-CA!!! Recuérdalo de una vez! Su exaltado tono y el volumen exagerado de la respuesta alerto a todo el mundo, un gran puñado de los presentes volteo a ver que sucedía, aquellos que ya habían presenciado esta escena no tardaron en soltar una risa y los demás solo se preguntaba qué rayos pasaba. Pasaron unos segundos antes de que pasara el dolor de aquel golpe, en ese punto por fin pude responderle. Okey! Perdón, Angelica… Sírveme lo de siempre y si quiero más te lo hare saber. Tras terminar la oración, la joven dio media vuelta y comenzó a buscar aquello que siempre pedía, esto consistía en un vaso de ron, con este licor era con el que siempre iniciaba todas las noches, no tardo mucho en terminar el proceso y darme lo que había pedido, en ese punto comencé a mover hacía la joven que había llamado mi atención al entrar, pero no sin antes darle las gracias a la cantinera usando otro nombre para provocarla y sin darle oportunidad de respuesta me escape.

No me tomo mucho en llegar hasta la mesa, la joven permanecía absorta en sus pensamientos mientras movía su copa, al parecer no había llegado hace mucho o no era muy ávida con el alcohol, porque esta aun se encontraba bastante cargada. Con mucha soltura me pare a un costado de ella, la cual parecía ignorarme o quizás no se había dado cuenta de que estaba presente, esto me irrito un poco, pero no tardaría en desquitarme y de paso comenzar algún tema de conversación. Las mujeres bellas no deberían ocultarse Dije de lo más sereno, mientras tomaba con la mano libre la capucha que tapaba su rostro e intentar retirarla para verla mucho mejor. Nadie me hubiese preparado para lo que me encontraría y mucho menos pensaría que esta noche daría un giro crucial en mi vida.
avatar
Henry Valanttine
Noble
Noble


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Natsumi el Sáb Sep 05, 2015 11:17 pm

Aquel ambiente tan tranquilo fue drasticamente cambiado por el grito de la chica que atendia el lugar, gire levemente, sin que se pudiera notar mucho mi movimiento, a ver lo que habia pasado, un joven que no reconoci acababa de recibir un golpe en la cabeza, quiza eran pareja o alguna otra relacion tenian ya que aquel joven por lo visto tenia meros instantes de haber ingresado al local, se pudieron oir algunas risas provenientes de los demas clientes del bar, aunque no preste mas importancia al ambiente alrededor

baje la copa dejandola en la barra, acomode un poco mis piernas y mi capa tapando bien lo que tenia debajo antes de dar otro sorbo a mi bebida, no sabia ni siquiera lo que me habian servido, generalmente no me paraba a aprenderme los nombres de lo que tomaba, despues de todo eran pocas las ocasiones en que nos deteniamos en sitios como estos, segui jugueteando con mi copa ya que debia hacer algo de tiempo, mi resistencia era buena pero tampoco queria que Rou se enterara de que habia tomado mucho esta noche, sin embargo, debia admitir que la sensacion que producia esta especie de vino era agradable

asi me encontraba, tan sumergida en mis pensamientos que no note como aquel chico se acerco hasta que escuche su voz, su mano se dirigio a mi capucha carmesi y logro retirarla unos centimetros de mi cabeza, dejando al descubierto solo unos segundos una de mis orejas y el comienzo de la otra, mi mano se dirigio rapidamente hacia arriba sujetando la capucha y haciendo la suficiente fuerza para liberarla de su mano y devolverla hacia su sitio mientras bajaba mi mirada y la mantenia firmemente aferrada en su lugar

- T.. te... agradeceria que te retiraras -
dije sin poder verle a los ojos, los cuales miraban en la direccion contraria de donde estaba el chico - No quiero problemas... solo estoy esperando a mi maestro - trate de inventar alguna excusa convincente, generalmente el hacerme pasar por una subordinada de Rou funcionaba, aunque el ponerme en esa situacion era algo realmente incomodo para mí, mi otra mano inconscientemente estaba presionando parte de la tela que cubria mis piernas despues de haber dejado la copa en su lugar, mi espada como en la mayoria de los pueblos se encontraba en el carro y no la traia conmigo si no era absolutamente necesario, espere que se retirara o me dijera algo con las orejas agachadas debajo de mi capucha
avatar
Natsumi


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Henry Valanttine el Dom Sep 06, 2015 12:11 am

Chapter 2: Y su nombre es?


La reacción no era la que me esperaba, sin embargo, cuando mi ojo diviso lo que ocultaba tras la capucha no me extraño en lo más mínimo que fuera tan brusca al apartarme, tras aquel manto tan delicado había un par de orejas de alguna especie de animal, por un momento la sorpresa invadió mi cuerpo, pero esta no duro demasiado, puesto que no era la primera vez que me encontraba con alguien de esta especie, formars creo que se llamaba, sin ir más lejos en este puerto hay unos cuantos ocultando su identidad, es más, creo que uno con los que pelee en las noches anteriores era un hibrido con alguna especie de caimán, puesto que tenia la piel muy dura y pegaba muy fuerte, casi me venció. Tengo entendido que este tipo de ser no es muy bien visto por toda frontier, por eso no me parece extraño que tratara de ocultarse a como dé lugar, pero estar en una posición tan visible en este bar era una invitación para que un hombre un poco subido en copas la molestara y sin dudarlo revelara su identidad al resto, en ese aspecto, fue bueno que haya venido a investigarla. Tras esquivarme de la manera más evidente posible, la jovencita soltó algunas palabras, sin duda eran para disuadirme en mí cometido, pero para mí no era más que una puerta por la cual podría buscarle conversación y entretenerme esta noche, inicialmente me concentraría en ese “maestro” que dijo que esperaba. Maestro eh? Y en que te capacita? Dije mientras me acomodaba a un costado de la mesa, para que fuera más visible, aunque ella insistía en evadirme la mirada, quizás por vergüenza o para evitar que siga intentado acercarme a ella, quien sabe, sin embargo, esto no me importaba, yo solo le sonreí y seguí intentando hablar con ella.

Mis palabras no parecían tener un destinatario dispuesto a responder, esto me molestaba un poco, debía buscar alguna forma de romper el hielo o ablandar a mi compañera de esta noche, para que la conversación sea más fluida. Oye, cómo te llamas? No te preocupes, no te voy a juzgar por quien seas y mucho menos voy a gritarlo a los cuatro vientos, no soy como el resto de personas, a mi no me importa de dónde sea la persona con la que trato de relacionarme, mientras esta sea buena, no busco nada más. Así que… Una vez más, antes que ella dijera algo, intente acercarme con mis palabras, mi tono fue muy sereno y en ningún momento borre la sonrisa para que ella no sintiera ninguna presión, por supuesto, aun existía aquel malestar que se siente cuando alguien extraño te hablar, pero si no se pudiera dejar de lado eso, nunca conoceríamos a la gente interesante de este mundo y entablar relación con ellas. Mientras esperaba una respuesta tomaba un trago de mi ron, es tan fuerte como siempre, deberían comprar uno un poco mejor, pero qué más da, si es un bar agradable y económico, los segundo pasaban y una vez más pensé que la chica no iba a responderme, por ello comencé a pensar en algún otro plan, quizás solo debía irme y no molestarla, pero conversar con una chica formar no se da todos los días.

Antes de que pudiera dedicarle unas palabras más, Angelica, la chica que atendía la barra se acerca a la mesa con dos platos, al ver esto, me fue muy evidente que en cierta medida, en verdad estaba esperando a alguien, eso o que ella comía mucho. Otra vez molestando a la chicas que vienen al bar? No cambias más… Aquí tiene señorita y no se preocupe, a pesar de su parche y apariencia siniestra es muy dócil. Muy risueña como siempre, sus palabras cayeron justas para lo que intentaba, aunque me hubiese gustado que omitiera un par de ellas, como la de siniestro y el dato de que no era la primera vez que buscaba conversar con las chicas que llegaban aquí, además, también me abría gustado que no me pegara antes de irse, aunque ya estaba acostumbrado a sus maltratos, así que no tarde en vengarme. Muy amable… Antonieta!! Jajaja! Una vez más le dije por otro nombre, provoco cierta reacción, claramente le molesto, pero siguió su camino, esto último provoco que soltara una pequeña risa. Cuando este pequeño escenario fue desmontado, una vez más me concentre en mi último intento de charlar con la joven, ahora era obvio que no estaba sola, esperaba que la llegada de aquel esperado no se apresure y tenga tiempo para al menos, charlar un rato.

Vez? No tienes por qué temer… anda, dime como te llamas

avatar
Henry Valanttine
Noble
Noble


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Natsumi el Dom Sep 06, 2015 11:22 pm

Aquel desconocido hasta el momento se había mantenido tratando de convencerme, primero pareció tratar de conocer la profesión de Rou, en la cual él no me estaba educando, simplemente me mantenía como una aliada para aumentar su mercancía y tener mas productos que vender, claro que estos beneficios eran para ambos, ya que el dinero lo compartíamos y hacíamos gastos en conjunto, evite contestarle, sabía de sobra que mantenerme callada era de mala educación, inclusive mi compañero me había advertido que de esa manera seria difícil conocer clientes potenciales, por supuesto él no tenía la misma experiencia que yo, desafortunadamente había aprendido a la mala que podía pasar si te confiabas mucho en cualquier lugar, por más que la situación pareciera tranquila

Siguió conversando insistente en que le hablara, y prometiendo que no habría ninguna repercusión negativa, como una respuesta relaje el agarre que mantenía sobre mis ropas, bajando mi mano y colocándola junto a la otra, manteniéndolas entre ambas piernas, si bien su tono de voz no reflejaba ninguna mala intención no era la primera vez que esto me pasaba, anteriormente había entablado conversaciones amenas con desconocidos, que en última medida inclusive trataban de comprarme cuando descubrían que no viajaba sola, quizá un formar con una profesión como la mía no era algo fácil de encontrar, o simplemente me veían como mano de obra barata que además sabia vender a buenos precios, lo que sea que estuvieran planeando era algo que no me molestaba en descubrir, no tuve tiempo de hacer mas movimientos, la amable señorita que atendía llego con la comida destinada para mi y para Rou.

- Gracias –
fue lo que le dije a la chica después de escuchar como ella se sumaba al plan de hacerme cambiar de opinión, recogí ambos platos y mientras el chico conversaba y era golpeado nuevamente por aquella muchacha gire a verlo de manera momentánea… al lado mío había un hombre de tez clara, con rasgos un tanto finos para el lugar donde me lo había venido a topar, su ojo visible parecía tener un color claro, que no alcance a distinguir muy bien, pelinegro y bien vestido, la descripción de la chica parecía coincidir con su apariencia, aunque no se veía como alguien siniestro por sus ropajes y actitud, lo de molestar chicas encajaba tanto en su manera de proceder para conmigo y aquella vestimenta elegante, no me sorprendía que alguien usara sus atributos físicos como un medio para charlar o inclusive conseguir compañía de una noche, era algo relativamente común para los que habían sido dotados de cierta belleza, pero no era de mi interés venir a buscar compañía cuando ya esperaba a alguien, acomode el plato de Rou en el asiento libre al lado mío - el cual era el último lugar de la barra en esa dirección – y proseguí con el mio propio dejándolo sin probar ya que debía esperar a mi acompañante, aquel pescado frito humeaba junto al arroz y verduras servidas, completamente apetecible al paladar, hice un enorme esfuerzo para evitar probar un bocado y me concentre en por lo menos no ser tan descortés con aquel extraño, suspire levemente antes de girar mi cabeza en su dirección, si tenía malas intenciones o no, tendría que descubrirlo yo misma, mi compañero con suerte no tardaría en llegar y aunque no quería peleas o problema alguno siempre podía escabullirme con algún truco.

- Mi nombre es Natsumi- dije aun desconfiada manteniendo mi vista contra la suya, tenía un parche en uno de sus ojos color marrón y mantenía una sonrisa cálida, trate de esbozar una igual pero solo salió una nerviosa debido a mi situación – Mi… maestro… se dedica a la venta, me instruye en el negocio para que le ayude – le confesé haciendo una pausa en cuanto nombre a mi amigo, estaba a punto de usar esa palabra cuando recordé lo que ya había mencionado, debía mantener esa información a medias hasta estar segura de sus intenciones - ¿Puedo hacerte las mismas preguntas? – aunque según él no me consideraba como los demás había humanos que apenas tomaba algo de confianza parecían sentirse superiores si me atrevía a hablarles con mucha familiaridad, seguía en un perfil bajo ya que en verdad quería mantener el lugar tranquilo para poder cenar e irnos a descansar después de aquellos días de arduo trabajo.
avatar
Natsumi


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Rou el Mar Sep 08, 2015 12:51 am

Luego de desembarcar en aquel puerto de la isla Salty Man ambos avanzaron los caminos construidos de piedras finamente labradas, su idea era entre los dos encontrar una posada lo suficientemente cómoda como para descansar aquella noche y luego buscar algún sitio en el mercado para establecer un puesto el cual sería su lugar donde podrían vender y comprar productos mientras durara su estadía. Pero el plan fue arruinado por un extraño ruido. Una señal inequívoca anunciando el apetito -¿Por qué no vas a buscar donde podamos comer?- comento en forma de pregunta a su compañera  ya que se notaba que esta estaba hambrienta –yo me encargare de buscar alojamiento- y con esas palabras ambos separaron su camino momentáneamente.

-Entonces donde podrá ser...- dijo para sí mismo, mientras miraba desde la distancia algunas de las posadas encontradas por la zona, en su mente lo único que a él le importaba eran los factores primordiales (comodidad, precio y accesibilidad) necesitaban un lugar con un establo lo suficientemente amplio como para cobijar a sus caballos junto a la diligencia que estos arrastraban. Fue asi como al cabo de algunos minutos opto por una gran casa  construida completamente de piedra  cuya entrada era iluminada por unas especies de farolillos. El lugar contaba con un gran letrero de madera en el cual se podía leer el nombre del establecimiento, cosa que obviamente Rou no hizo. No el simplemente entro al notar que aquel sitio contaba con unas caballerizas de una envergadura razonable.

-¡Buenas tardes caballero!, ¿desea hospedarse aquí?-  Hablo un hombre detrás de lo que parecía ser un mostrador construido de madera refinada. Aquel sujeto era un tipo alto de cuerpo fornido parecía haber sido alguna especie de mercenario o algo parecido, su cabeza poseía una abundante y enmarañada cabellera de color casi carmín la cual terminaba en una larga y prominente barba.

-Eh... si necesito una habitación doble, ¿eso me da opción a utilizar el establo?-  dijo este señalando por la ventana, sin dejarse intimidar por la apariencia del posadero. Como bien sabia Rou algunos tipos cambian su apariencia para aparentar rudeza lo que  a veces ayudaba en los negocios, un poco de intimidación podían hacer que el otro no intentara conversar los precios.

-A ver...- comento aquel fornido, mientras revisaba su libro de registro – ¿cuánto tiempo piensa quedarse?- aquel sujeto cambio la página de aquel tomo usado para anotar a todos los clientes, asi como también dejar constancia de los valores de las habitaciones –la estadía por noches es la siguiente: una noche cuesta...., dos noches...., tres noches....- y asi el valor fue aumentando de forma proporcional a la cantidad de días que durara la estancia.

Obviamente Rou no escucharía el valor ya que el con solo observar el lugar había hecho la estimación necesaria de cuanto pagaría por aquel servicio -Solo será una noche- comento dejando unas pocas monedas en el mostrador cuyo valor era un poco por debajo que el precio establecido  en aquel lugar.

-¡¡¡P...pero como se le ocurre!!!- comento el posadero tomando aire para ser más intimidante –¡¡¡esto es mucho menor al precio que yo le dije!!!- sin duda aquel tipo sabía perfectamente como el asunto comenzaría a marchar si no le ponía un alto de forma inmediata.

-¿Que? Me está diciendo que este lugar vale más- dijo dando una pequeña patada bajo el mostrador y adoptando una actitud más seria de lo normal –se pude notar por las condiciones del lugar que su servicio no merece lo que cobran, no viene incluido el alimento y su ubicación con respecto a los otros... es un tanto apartado- comento este mientras hacia una especie de mueca de desagrado –pero le concederé el beneficio de los establos- Rou saco de su pequeña bolsa unas pocas monedas más  y aunque había aumentado lo que pagaría por el hospedaje este valor todavía era bajo por un 10%.

-Esta... bien- dijo el posadero al notar que ni sus palabras ni su apariencia harían desistir al joven –pero solo será si se queda una noche entendido- comento este  tomando una pluma entintada para llevarla al libro – ¿bajo qué nombre debo registrarlo?- pregunto este esperando que aquel chico contestara.

-Rou...Rouan van Sylk- contesto rou dudando en un principio si usar su nombre completo o simplemente el diminutivo. Luego de la inscripción y el previo pago le fueron entregadas la llave de la habitación asi como la de las caballerizas por lo que simplemente se despidió del dueño con un simple gesto de la mano abandonando el lugar. Ahora debía guardar a los caballos y luego encontrarse con Natsumi. Rápidamente acomodo  el carro en el interior liberando a los caballos de sus riendas y asegurándose que estos tuvieran comida para la noche para luego salir cerrando bajo llave.

Rou avanzo por las frías calles de Salty Man topándose de vez en cuando con una que otra persona pues debido al horario tan solo las tabernas se encontraban abiertas y asi avanzo eludiendo alguno que otro borracho los cuales se acercaban para pedir dinero que utilizarían para obtener más tragos, este simplemente les mostraba una sonrisa apática a lo cual estos respondían con alguna que otra maldición en su lenguaje atribuible al alto nivel de alcohol en su sangre. A medida que se internaba por la zona  el número de estos también fue disminuyendo lo cual conociendo a Natsumi le indico que estaría en un lugar donde no hubiera tanto ruido y de esta forma luego de descartar algunas otras cantinas/bares  dio con uno llamado “Bar la espada del mar” en cuyo interior no se oían ruidos excesivos -estés es- dijo entrando rápidamente. Un leve vistazo basto para encontrarla, como no si esta llevaba puesta una capa. Rou no presto atención a ninguna otra persona en el lugar simplemente avanzo sentándose en el lugar adjunto a ella donde un plato de comida estaba ya servido –lamento la demora, me costó obtener la habitación-  se excusó al notar que el plato de Natsumi se encontraba aun sin consumir  obviamente porque ella lo esperaba.
avatar
Rou


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Henry Valanttine el Sáb Sep 12, 2015 12:03 am

Como susurros, tan audible como la voz de una brisa veraniega e igual de cálida, su tono era muy suave y al mismo tiempo muy tenso, se notaba como el nerviosismo invadía su corazón o quizás simplemente reafirmaba su presencia, al escuchar que por fin libero el cerrojo y logro, al menos, confiar lo suficiente como para decirme su nombre, o quizás no, daba absolutamente igual si ese fuera o no su verdadero nombre o si todo lo que me dijo fuera verdad o solo una mentira más para evitar entregar datos que alguien con malas intenciones pudiera usar en su contra, no la culparía si esa fuera la realidad, porque siempre hay que tener cuidado con las personas, más en un lugar como este. Tras responder a mis preguntas, no tardo en intentar sonsacarme algo de mi información personal, es decir, me devolvió las preguntas que yo le había hecho, yo no tenía nada que ocultar y mucho menos temor de que usaran mi información en mi contra, sabía defenderme muy bien, así que no dude en responderle a sus cuestiones. Claro que puede, mi nombre es Henry Valanttine y al igual que su… maestro, soy un comerciante, lo que provoca en mi un inquietante interés por conocerlo. dije con delicadeza y elegancia, sin perder la sonría que había adornado mi rostro todo este tiempo, no quería que sintiera más nerviosismo del que se notaba por esa sonrisa claramente forzada que intentaba dibujar en sus, en apariencia, suaves labios, aun así… aunque fuera una sonrisa tan forzada, por alguna razón disfrutaba contemplándola, no era como todas las demás, que no dudaban en sonreír aunque fuera una simplemente falsa, en cierta manera, su sonrisa era genuina aunque estuviera llena de nervios y miedo por momentos.

Ahora que nos habíamos presentado, era momento de comenzar la conversación, no intentaría sonsacarle más información de dominio personal, pero al menos ahora tenía un tema para la charla, al tener una orientación similar en lo que respecta a la forma de conseguir dinero, seguramente tendríamos muchas cosas en común en ese sentido y por lo tanto, la conversación saldría fluida y con un buen contenido, aunque no me caería mal que su colega estuviese presente. Que? Que había pedido? Ah si, que su compañero hiciera acto de presencia, pues antes de que pudiera dirigir sin siquiera una palabra, un joven, que por aspecto no superaba mi edad ni por asomo, apareció, sin dudarlo se sentó al lado de la joven, en el lugar que había estando guardado. Un joven de aspecto bastante simple, una cabellera semi larga, bastante similar a la mía, incluso su falta de orden era parecido, aunque el color era distinto, siendo negro el que este sujeto tenia, sus ojos de un color similar aunque llevaba unas gafas, quizás tuviera una deficiencia visual o quizás solo sea un mero adorno, quien sabe, su vestimenta era bastante peculiar, sin duda no pertenecían a esta zona del globo, aparentemente ambos eran muy similares, al menos en lo peculiar de su apariencia. Aquel joven, que se había tomado la molestia de ignorarme, lo que provoco cierto fastidio en mi persona, no reflejado en mi semblante claro está, se excuso por la tardanza, tal vez lo hizo al notar que su acompañante no había comenzado a ingerir su plato de comida, su trato y tono de voz era bastante cordial, cualquiera diría que era amigos y no maestro con una alumna, quizás así se llevaban por haber estado una larga temporada viajando juntos, quien sabe, lo que si se es que la noche se podría bastante entretenida a partir de este momento.

Disculpa, supongo que tu eres su maestro, me presento nuevamente… suspire, no me gustaba estar diciendo varias veces lo mismo, pero el momento ameritaba que me presentara nuevamente, al menos quería demostrar mi cordialidad aunque aquel sujeto me haya ignorado. Mi nombre es Henry Valanttine y es un gusto conocer a un colega Comerciante.
avatar
Henry Valanttine
Noble
Noble


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Natsumi el Sáb Sep 12, 2015 12:05 pm


El joven a mi lado no tardó en responder mi pregunta – Henry – susurre grabándome su nombre, además de prestar atención al interés que mostraba por conocer a mi compañero, al ser ambos comerciantes quizá podríamos realizar un trato beneficioso para ambas partes, me fui con estos pensamientos un momento antes de volver a la realidad, ya estaba pensando como Rou lo haría, en verdad debía concentrarme en otras cosas ya que ese trabajo le correspondía a él

Henry continuo mirándome con una sonrisa en su rostro, una pequeña vocecita dentro mío me decía que podía confiar en él, sin embargo, la experiencia y situaciones previas me lo impedían, y si, tenía que admitir que a veces era muy despistada con lo que hacía, llegando a meterme en problemas por decir cosas de más o por confiar demasiado en la “bondad” de la gente

Mi compañero llego a los pocos instantes de que aquel joven se había presentado, no me miro y solo se sentó en el lugar que ya tenía su plato servido, disculpándose por tardarse tanto – No te preocupes – le dije en automático girando a verlo con una sonrisa, en ese mismo instante me di cuenta de que gracias a estar pensando en otra cosa había descuidado nuestra supuesta “relación”, esperaba que Henry lo atribuyera a alguna otra cosa, por suerte antes de que alguno de nosotros dijera algo más él volvió a hablar, presentándose con Rou y llamándole el mismo mi maestro, me hice levemente hacia adelante permitiendo que ellos dos pudieran verse, en definitiva el mejor para tratar a otro comerciante era mi compañero, de eso no había duda

Terminando de presentarse mostro su interés por su profesión, me le quede viendo a Rou con mirada preocupada – Maestro, ¿gusta algo de tomar? – pregunte casi entre dientes, no, en definitiva no podía acostumbrarme a tratarle así, era como hablar con una persona diferente y tratarme a mi misma como algo inferior, por fortuna mi capucha imposibilitaba a Henry el ver los gestos que no lograba ocultar al estar volteando a ver a Rou, forme un “lo siento” con mis labios sin llegar a emitir sonido alguno, había dado información de más, que esperaba no repercutiera en malas consecuencias como a veces había pasado, su nombre aún permanecía sin ser nombrado, era su decisión el decirlo o callárselo, así como el tratarme como lo que realmente éramos, espere su respuesta así como que se presentara hacia la otra persona, ya mucho más tranquila al tenerlo aquí, eso se podía notar en mis manos que habían dejado de estar tensas por completo, mi postura también se había relajado, no es que le tuviera miedo a aquel joven, simplemente me era más fácil conversar con alguien de confianza a mi lado
avatar
Natsumi


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Nuevos tratos [Henry, Rou}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.