Over World Crossland
Últimos mensajes:
Últimos temas
» Yáriel. "El ágel rojo"
Lun Nov 28, 2016 5:09 pm por Yáriel

» Ganando Dinero | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Acero corriente & extraordinario | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Casas Cannon | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Siervos & Maestros | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Profesiones | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:15 am por Henry Valanttine

» Prestigio Noble | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Guía; Ejercitos & Abanderados
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Locaciones, Viejo y Nuevo Mundo | Guía.
Miér Nov 09, 2016 4:13 am por Henry Valanttine

Aquí estás tú:
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff OW-CL:
  • ADMIN
  • L. Rayleigh
  • MP
  • ADMIN
  • Rem
  • MP
  • ADMIN
  • Semíramis
  • MP
  • ADMIN
  • Henry
  • MP
  • MOD
  • Elemir
  • MP
  • MOD
  • Mr. Walrus
  • MP
Afiliados:
Afiliaciones Élite
Photobucket
40 por 40
Time Of Heroes
¿Nos votas con un click?
Afiliación hermana
Fairy Tail Chronicles

¿Las hadas existen? Entonces creeré siempre en ti. || {Priv; Ren}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

¿Las hadas existen? Entonces creeré siempre en ti. || {Priv; Ren}

Mensaje por Kaori Miyazono el Jue Sep 17, 2015 5:14 pm

¿Vida dura? Eso era realmente para los débiles que no sabían manejar muy bien sus emociones y las riendas de su vida. Todos aquellos pensamientos hacían que la joven Kaori siguiese creyendo que lo mejor en el mundo era sonreír e intentar mostrar lo mejor de sí mismos para salir adelante. Ella sabía perfectamente que gran parte de su vida estaba hecha un lío, aún tenía muchísimas penas que aguardaban secretamente en su corazón, pero para ella no era un motivo de estar triste. Debía de tirar para arriba sin importar mucho lo que pase a su alrededor, dado a que solamente ella era la persona que tenía la misión de seguir yendo hacia adelante y nunca para atrás. Ella era la responsable de su felicidad, no otras personas… Aunque siempre el mundo podía guardar muchísimos secretos y también sorpresas.

Por eso mismo, ahora la simpática joven de cabellos rubios se encontraba caminando por un sendero que la llevaría a una iglesia. ¿La razón? ¡Simplemente le agradaba el camino! Más que siempre habían personas de buenos valores que no la molestarían tanto. Aunque siempre había uno que otro que la reconocería por vivir en las calles o buscando siempre algún lugar para poder quedarse. – Eso de lo de menos… – Pensó en voz baja la muchacha, mientras que llegaba en su espalda un estuche bastante “femenino” en donde tenía guardado su querido violín. Aquel instrumento le traía a ella muchísimos recuerdos a su mente, cómo también muchas penas que se abrían de vez en cuando. Era el único recuerdo de su familia, pero también aquel instrumento tenía muchos sueños por cumplirse. Kaori tenía que buscar aquellas respuestas que aún le hacían sentirse muy mal, por eso mismo decidió que con su amor al arte, a la música y al hacer feliz a la gente, taparía todas aquellas penas. Mientras que se ganaba la vida honradamente para que así, luego de tener un poco de dinero, seguir buscando aquellas pistas que le brindaba la vida para poder descubrir lo que realmente estaba pasando con el tema de su familia.

– Todo estará bien, lo sé. – Comentó optimista, mientras que el día acompañaba con un resplandeciente sol y también una brisa muy refrescante. Un clima bastante ideal para poder tocar un poco al aire libre (para Kaori). Ella con una ropa cómoda, limpia (dado a que se preocupaba mucho de aquello) luciría con un short de color azul, bastante juvenil, mientras que su polera era de color rosado con mangas blancas, bien femenino y juvenil para su estilo. Su pelo suelo se movía a la par del viento, mientras que ella abriría su estuche para así poder sacar su gran amigo de toda su vida.

Poniéndolo en posición, la joven comenzaría a tocar su instrumento a las puertas de la iglesia. No tenía temor de molestar a alguien, dado a que su música generalmente era buena y tocaba bastante bien. Ella era humilde en ese aspecto, pero sabía que las clases de su instrumento habían servido de algo, más de la pequeña pizca de magia que ponía en él, hacía que su música fuese mejor escuchada por el resto de personas que podían pasar por las afueras de la iglesia. << Madre, te encontraré tarde o temprano. >> Meditó en su mente la joven, mientras que se dejaba llevar por la música que transmitían sus dedos y su corazón.

_________________

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
avatar
Kaori Miyazono
Ciudadano
Ciudadano


Hoja de personaje
Nivel:
1/250  (1/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.