Over World Crossland
Últimos mensajes:
Últimos temas
» Yáriel. "El ágel rojo"
Lun Nov 28, 2016 5:09 pm por Yáriel

» Ganando Dinero | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Acero corriente & extraordinario | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:17 am por Henry Valanttine

» Casas Cannon | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Siervos & Maestros | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:16 am por Henry Valanttine

» Profesiones | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:15 am por Henry Valanttine

» Prestigio Noble | Guía
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Guía; Ejercitos & Abanderados
Miér Nov 09, 2016 4:14 am por Henry Valanttine

» Locaciones, Viejo y Nuevo Mundo | Guía.
Miér Nov 09, 2016 4:13 am por Henry Valanttine

Aquí estás tú:
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff OW-CL:
  • ADMIN
  • L. Rayleigh
  • MP
  • ADMIN
  • Rem
  • MP
  • ADMIN
  • Semíramis
  • MP
  • ADMIN
  • Henry
  • MP
  • MOD
  • Elemir
  • MP
  • MOD
  • Mr. Walrus
  • MP
Afiliados:
Afiliaciones Élite
Photobucket
40 por 40
Time Of Heroes
¿Nos votas con un click?
Afiliación hermana
Fairy Tail Chronicles

Retales de un desconocido pasado - Crónica

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Retales de un desconocido pasado - Crónica

Mensaje por Henry Valanttine el Miér Jul 22, 2015 6:17 am

 




Crónica

Primer Capitulo: Mi Mundo

Primper capítulo; Mi mundo.


- Parte de la verdad es que el lugar donde uno nace moldea la personalidad del individuo, antaño, algo así como mil años atrás un grupo de muchachos con edades semejantes nacieron en las profundidades del infierno – geográficamente hablando, pues en los Reinos del Infierno fueron criados. – ¿Crees que algún día podremos escapar?  – Preguntaba un joven de cabellos celestes & tez realmente blanca, era menudo & parecía frágil, en cambio quien recibía la pregunta era dueño de una presencia más seria & estoica. Si no fuese por su edad, diría qué hasta intimidatoria. – Si nos esforzamos lo suficiente… nadie nos regalará nada. – Dijo clavando su mirada bicolor en el rostro ajeno, aquel pareció encogerse escuchando la contestación, viró hacia el costado intentando evitar los orbes intensos del estoico muchacho. –  Ellos piensan exactamente lo mismo. – Añadió, se refería al resto del grupo, ese día sólo el mencionado par podía disfrutar de escasa libertad… la gran mayoría se encontraba trabajando. Siguieron caminando, tratando de alejarse lo más posible del centro de la ciudad, la cual además de ser peligrosa estaba envuelta casi permanentemente en un cascarón humeante de contaminación.

- En las afueras de Preta los casi adolescentes ya podían respirar con menos peso sobre sus hombros, algo los agobiaba e incomodaba en el mencionado sitio, llegaron a un bosque tras una hora aproximadamente… no era uno particularmente hermoso, o demasiado desencantado, pastos largos de medio a un metro cubrían el perímetro, monos saltaban de árbol en árbol desconfiados ante la presencia de estos forasteros qué venían visitando semanalmente el lugar con frecuencia. De pronto la expresión del mayor se tensó, rascó su cabeza en señal de confusión & apuró el paso, había pisadas sobre todo el terreno transitado. – Altaer, vuelve. – Ordenó el pelimorado, el otro confundido permaneció estupefacto hasta qué su compañero siguió abriéndose paso a través de la maleza.  – ¿Acaso eres sordo? – Volvió a manifestarse sin siquiera mirar al pequeño de cabellos celestes. – Iré contigo, yo también puedo defenderme. – Insistió, resignado su interlocutor tan sólo no se detuvo. Algo anda mal, se dijo a sí mismo alerta antes de llegar a una pequeña gruta donde un macizo de roca separaba las afueras de Preta con respecto a la ciudad vecina. El de ojos bicolor meció su mano & abrió la grieta como si la roca fuese una especie de compuerta, literalmente por arte de magia.

- Primero se adentró el más valiente de los dos, lo siguió Altaer, del otro lado se podía ver una especie de refugio construido a base de hechizos, bastante grande por cierto, había incluso lugar para un mini-lago, reposeras formadas a partir de hojas de árboles increíblemente grandes & un estante donde incontables libros se postraban uno al lado del otro con increíble orden, otros elementos de comodidad como sillas, faroles luminosos & demás se encontraban dispersados a lo largo del refugio. – Parece qué no hay nadie aquí. – Aliviado proclamó Ether. ¿Se había asustado por nada? De repente la silueta de un sujeto se reflejó en el suelo en forma de sombra, el pelimorado captó la presencia & reaccionó de inmediato dando un codazo hacia atrás, su codo se encontró con la nariz del desconocido haciendo qué este caiga con violencia de bruces hacia el suelo, inmediatamente quiso terminar con el trabajo & para ello se daría vuelta hasta qué el tímido de cabellos celestes lo sujetó. –  ¡Espera! – Gritó, cuando Ether entró en sí mismo percibió al sangrante individuo tomándose la nariz, el cabello negro & desaliñado en conjunto con la misma chaqueta gris abotonada de siempre. – Ah, eras tú. – De forma impersonal proclamó. – Esto es lo que gano por querer sorprenderos. – Respondió tendido en el suelo antes de que el mismo qué lo golpeó lo ayudase a reincorporarse. – ¿No deberías estar cumpliendo el servicio? – Ether consultaría utilizando el mismo tono frío cual efecto espejo. – Sí, pero escapé. Eventualmente lo haría, de todos modos pienso irme. – Los semblante anonadados no se hicieron esperar, pues los habían pillado por sorpresa, lucían algo intranquilos en tanto el tercero sonreía con su casi permanente diablura. – Borra ese puto gesto de tu rostro. ¡Te encontrarán! – Reprochó agarrándolo del cuello de la chaqueta & sacudiendo su cuerpo con violencia. – Ah, por eso no te preocupes. Será esta noche. – Sonaba como si lo hubiese planeado todo, extremadamente serio, algo precoz teniendo en cuenta la edad… pero qué más da. Ether irradiaba irritación por otra parte, Altaer miedo. – Sabes como son, no puedes escaparte así nada más. Ellos lo controlan todo en este territorio. – Reflexivo el de ojos grises no pudo evitar decir. – Lo sé, pero pienso ir muy lejos… & hacerlo a mi manera. – Uno de ellos reiría irónicamente & pronto extendería tal gesto hacia su voz. –  ¿A tu manera? – El pelinegro deteniéndose fijamente en los ojos dispares finalizaría. – Sí, pienso hacer el mundo a mi manera… –
.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


avatar
Henry Valanttine
Noble
Noble


Hoja de personaje
Nivel:
30/250  (30/250)
Experience Pocket: 0.

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.